jueves, 20 de junio de 2013

Obama viaja a Senegal y antes de llegar la población ya sufre

Cuando George Bush estuvo en Dakar en 2003, mucha gente se sintió humillada. Supuso pérdidas para la economía del país porque se bloqueó la actividad de toda la capital, las medidas de seguridad fueron tan exageradas que la población se sintió despreciada. Esto fue más significativo aún en Goree, isla memoria de la esclavitud, donde la población fue encerrada en sus casas, impedida de ver los eventos que se celebraron en la isla (mero decorado para las emisiones televisivas) y atemorizados (entre otras cosas muchos jóvenes fueron trasladados a Dakar y encerrados "preventivamente" como si fueran delincuentes) .
Un periodista senegalesa, publicó una portada "LA VISITA DE LA VERGUENZA".

Ahora es un presidente de color quien llega a Senegal el próximo lunes 24 de julio. Sin embargo parece que la historia va camino de repetirse, tal vez de forma peor.El despliegue policial es enorme y está prohibido circular por la cornisa oeste de Dakar.
Los jóvenes de la isla de Gorée (siempre escenario obligado de memoria del pasado esclavista que se supone hemos superado) han sido acosados por registros policiales, esta vez han respondido con agresividad a la policía, lanzándoles piedras.